martes, 12 de agosto de 2008

Tiempo perdido

Y el espacio entre tu corazón y tu alma,
ilumina el hambriento destino de la fe.
Tiempo perdido, querida
(no podemos correr sin sabiduría)
bajo la sombra de un hombre
los árboles están invadiendo las escaleras.

Desnudo y llorando surgió el hombre
de la caverna uterina.
Una habitación amueblada con preguntas.
Pierdes el tiempo.
Las lágrimas son arroyo entre tus pechos,
surcan la piel hasta lago de tu ombligo.

Se hacen trizas los relojes
bajo el martillo de los herreros.
En el yunque las agujas piden clemencia.
Tiempo perdido, querida amiga.
Mientras más se acerca la luz
mas grande se hace tu sombra.

3 comentarios:

L! dijo...

que triste... es feo sentir que "las lagrimas son arrollo ...." y que no hay nadie que este para parar eso!

besos, siempre es lindo leerte!

Polen dijo...

Muchas gracias, un placer que nos leas

sirenita dijo...

mientras más se acerca la luz, más grande se hae tu sombra... que amargura de verdad...