miércoles, 19 de agosto de 2009

Abyss

Era bien sabido que las rocosas paredes iban a apretar.
Tan sólo intentar trepar, era por sus filosas salientes, resbalar.
¿Tanto tiempo desperdiciado en un sendero equivocado?
Simplemente, faltaba mirar hacia otro lado,
para encontrar la luz del interruptor.

Una vez que se logra cruzar, se aleja el estertor,
dejando nuevas sorpresas en mi poder.
¿Era solo cuestión de querer?.
Al abismo me lancé.

Allá voy, ¿feliz desde que comencé?.
Si.

1 comentario:

Suka dijo...

Cortandose en el viento sin nada que perder..
a veces esta en el umbral , esperando que le abran la puerta( ja) Y
otras veces esta adentro pero a oscuras .Sin embargo no es a la oscuridad a lo que mas teme,.. sino a la luz y a lo poderosa que esta puede ser cuando se proyecta.
Por suerte siempre hay luces de neon que sacan chispas!
brindo por eso ( con coca .. light!)