domingo, 5 de julio de 2009

Hay palabras que se pueden decir sin que nadie se entere, hay palabras que es mejor decirlas sin que nadie se entere, hay palabras que es mejor que nadie las diga y hay palabras que es mejor no decirlas. Pero hay palabras que cuando te las dicen dan ganas de tirar todo. ¿Alamierda? ¿Alanada? ¿Alaputa?.... no importa… Hay palabras que cuando las dice el Viejo te corroen, te irrumpen, te dilatan. Hay palabras que amansan, hay palabras que motivan, hay palabras que revientan y salpican, hay palabras que te cortan y te ofrecen un café, hay palabras sinceras y de las otras. Hay palabras que dice Polen que te miran y te exigen ser , estar, sentir. Hay palabras que te atropellan, que te contagian, que te castigan, que te maman. Hay palabras de Jekill/mrHyide, palabras que te sobornan, te metamorfosean, te engañan y te mienten. Y hay palabras que dice Martin que te cachetean, te disfrazan, te queman, lloran por ti y sobretodo te saborean, te destilan y te añejan 12 años. ¿Será que somos solo eso? Palabras. Palabras?
Gracias amigo. Gracias Martin. Una palabra elegida y por elegir.

4 comentarios:

Polen dijo...

Joder macho... que me haces lagrimear!
Has escrito el prólogo de mi libro, jeje.
Yo también elijo tus palabras.

Suka dijo...

tan cierto todo!
viejo puto no llores
missssssssss u

Flacote dijo...

Yo no lloro, lavo mis ojos con sal...

sirenita dijo...

yo tampoco lloro... sólo tengo recuerdos húmedos... Magnífica alquimia de palabras... Tampoco me angustio... a veces sólo tengo resaca de emociones...